PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Según Asocama, Asociación Española de la Cama, lo recomendable es cambiar el colchón como mínimo cada 10 años, ya que, transcurrido este tiempo, ningún colchón conserva sus propiedades originales, por lo que puede ser incluso perjudicial para el bienestar.
El material viscoelástico es atérmico, no provoca ni frío ni calor. Lo que ocurre es que tiene una alta capacidad de adaptación al cuerpo, y como consecuencia, existe una mayor superficie en contacto con el colchón, lo que puede provocar una sensación de calor en las personas que lo prueban por primera vez.

Es cierto que las espumaciones viscoelásticas tradicionales tienen los poros muy cerrados lo que no permite la circulación de aire y en consecuencia una correcta transpiración. Además de ello son sensibles a la temperatura (el material se hace más suave con el calor y se endurece con el frío), pero eso no significa que provoque calor.

Sin embargo, las fundas extraíbles de los colchones OBlife están fabricadas con ViscoAir un material viscoelástico de nueva generación que, a diferencia de la viscoelástica normal, es mucho más porosa, por ello muy transpirable y menos sensible a los cambios de temperatura. Proporciona sensación de ingravidez, alivio de presión y regulación térmica.
Son muchos los colchones que se comercializan en el mundo, aprovechando la falta de información de los consumidores, con espumas nocivas para el ser humano (desprenden COV´s o compuestos orgánicos volátiles nocivos). OBlife, sin embargo, certifica que todas sus espumas, fabricadas a base de aceites vegetales, son aptas incluso para colchones que vayan a ser utilizados por niños. Certificado por Oeko-tex Clase I
Lo recomendable es que de largo mida, como mínimo, 10 centímetros más de lo que mide la persona. En cuanto al ancho, depende del gusto de cada uno.
Existen una serie de recomendaciones que pueden ayudarnos a alargar la vida de nuestro colchón: - Debemos evitar cualquier acción que pueda dañarlo e invalidar la garantía de fabricación.
- Ventilar todos los días la habitación y evitar la acumulación de humedad en la misma.
- Un protector transpirable ayuda a mantenerlo limpio de manchas.
- La base debe ser consistente para evitar hundimientos, transpirable y no debe tener espacios de más de 5 cm entre lamas.
El embalaje de plástico del colchón sirve para mantenerlo limpio y seguro durante el transporte, pero debe retirarse para su uso.
Utilizar un somier adecuado es imprescindible para que el colchón conserve todas sus propiedades durante más tiempo y actúe de forma óptima para proporcionar un buen descanso. Utilizar un somier de baja calidad o inadecuado puede deteriorar el colchón.
Las personas tenemos cuerpos diferentes. Por ello, debemos contar con un colchón que se adapte a nuestras características físicas individuales para lograr un mejor descanso, y permitirnos así, recuperar mejor y más rápidamente la energía necesaria para afrontar el día a día.

Con el objetivo de ofrecer colchones totalmente personalizados y adaptables a las necesidades de cada persona, OBlife utiliza un simulador que genera un dibujo del cuerpo humano (o técnicamente denominado ‘mapa antropométrico’) en base a la anatomía de cada persona.

El software OBlife permite tratar los resultados generados por el simulador y crear, mediante la utilización de algoritmos y una base de datos médica, un perfil de descanso único para cada persona, en base al cual se adaptará la firmeza de las distintas zonas del colchón a sus necesidades específicas de descanso.
Porque todos somos diferentes, cuanto más se ajuste el soporte sobre el que dormimos a nuestras necesidades anatómicas y/o a nuestras patologías médicas o dolencias, mucho más beneficioso será nuestro descanso y por consiguiente, nuestra calidad de vida mejorará.
OBlife ha desarrollado su tecnología contando con la experiencia aportada por profesionales del sector de la salud.

Nuestra tecnología incluye un software innovador que no se limita a realizar una simple lectura de presiones, sino que además es capaz de comparar, gracias a un algoritmo matemático, la información recogida con la base de datos desarrollada por los institutos médicos colaboradores en este proyecto internacional.

Esta base de datos contiene miles de perfiles antropométricos (‘dibujos del cuerpo humano’) de personas que durante los estudios han logrado mejorar su descanso gracias al uso de colchones personalizados OBlife. Gracias a ello, el software es capaz de generar así el perfil de descanso más idóneo para cada persona.
El perfil de descanso es generado automáticamente en tiempo real por el software especializado OBlife. El software se alimenta de la experiencia acumulada a través de mediciones de perfiles de descanso realizadas a miles de personas en centros médicos españoles y austriacos. Dichas mediciones han sido realizadas a personas de ambos sexos, en un amplio rango de edades y características anatómicas.

Los resultados de las mediciones realizadas se almacenan en una base de datos, a la que nuestro software accede cuando se está generando un perfil de descanso. Dicha base de datos contiene miles de perfiles antropométricos (‘dibujos del cuerpo humano’) de personas que han logrado mejorar su descanso durante las investigaciones, por la utilización de colchones personalizados OBlife. De esta manera, el software es capaz de generar el perfil de descanso más idóneo para cada persona.

El software, gracias a la tecnología OBlife, cruza cientos de variables con fórmulas matemáticas para minimizar la desviación y generar los perfiles de descanso virtuales. La estadística es una ciencia que con una muestra tan alta como la utilizada actualmente tiene un mínimo margen de error, el cual es eliminado en el software.
Las zonas del colchón se pueden modificar a medida que cambien las necesidades del usuario a lo largo de la vida útil de su colchón, por ejemplo, debido a cambios físicos (de peso, crecimiento, embarazo, lesiones, etc.), cambios de gusto estético o incluso cambios de pareja.
OBlife ofrece sistemas de descanso que han sido fabricados cumpliendo con las exigencias más estrictas de calidad y seguridad de los materiales utilizados.

Los colchones y almohadas OBlife gozan de la certificación Oeko-Tex® Standard 100 Clase I. Esto significa que todos y cada uno de los componentes de los colchones y almohadas OBlife han sido sometidos a rigurosos análisis para comprobar que cumplen, sin excepción, con los criterios exigidos por la norma Oeko-Tex® Standard 100. O lo que es lo mismo, la certificación Oeko-Tex® Standard 100 de Clase I garantiza que nuestros colchones y almohadas han sido fabricados con materiales ecológicos que gozan de la máxima garantía de salud e higiene.

Además, la Clase I es la más restrictiva de las cuatro clases de productos que distingue la norma Oeko-Tex® Standard 100, lo que certifica que los colchones y almohadas OBlife son totalmente seguros para bebés.
Garantía de confort: OBlife ofrece una garantía de prueba de 90 días. Le recomendamos que pruebe durante los primeros 15 días (período de adaptación habitual), desde la recepción del colchón, su nuevo sistema de descanso. A partir de entonces, dispondrá de 75 días naturales más para poder seguir probando la calidad de nuestros productos. Si durante ese período no está satisfecho con su nuevo colchón OBlife, le facilitaremos un servicio de reconfiguración del colchón o le devolveremos su dinero, siempre que el producto esté en perfectas condiciones.

Garantía de producto: OBlife ofrece dos años de garantía en todos sus productos, ampliable hasta diez años prorrateada siempre y cuando se realice la activación de dicha ampliación a través de esta misma web.
La entrega se realiza en domicilio sin coste alguno en territorio español peninsular.
Debido a la calidad de sus materiales y a su configuración personalizada, no es necesario dar la vuelta al colchón OBlife.
Ácaros
Son insectos diminutos que viven en el polvo y que están presentes en la mayoría de los hogares. No pican, pero existen muchas personas que son alérgicas a ellos, lo que les puede ocasionar estornudos, goteo o congestión nasal, picazón de la garganta o los oídos, urticaria, inflamación de los párpados, picazón en los ojos y tos, silbido (sonidos similares a silbidos que ocurren al respirar) y falta de respiración. Suelen estar más presentes en colchones, almohadas, muebles tapizados, alfombras y tapetes, cortinas o juguetes de peluche.

Acolchado
Es el material situado entre la tela del colchón y el núcleo, y tiene la función de proporcionar mayor confort.

Argentum®
Es un tratamiento que se le da al tejido y que tiene una doble función: controla la humedad para que el cuerpo permanezca fresco y seco, y proporciona una protección antibacteriana basada en iones de plata que no afecta al equilibrio natural de la piel. Además, se le aplica al tejido una capa duradera de silicona para garantizar un tacto agradable durante mucho tiempo.

CelliantTM
Las fundas de los colchones OBlife confeccionadas con hilo Celliant™ ayudan a aumentar sustancialmente los niveles de oxígeno del cuerpo. Se ha demostrado clínicamente que Celliant™ incrementa el nivel de oxígeno en el tejido muscular hasta un 29% y que ayuda a regular la temperatura corporal. Cuando la circulación sanguínea lleva más oxígeno a las células del cuerpo que lo necesitan, se contrarrestan numerosas molestias, como el frío en pies y manos o el adormecimiento u hormigueo en dedos y extremidades.

Funda del colchón
Es el elemento de protección del colchón, ideado para mantenerlo limpio y conservar sus propiedades originales durante más tiempo.

Hipoalergénico
Característica de un objeto o material que tiene un riesgo muy bajo de producir algún tipo de alergia.

HR
El término High Resilience o HR (en español "Alta Resiliencia"), se utiliza principalmente en el sector del descanso para denominar a las espumaciones técnicas de gran calidad con gran capacidad de rebote. Los colchones elaborados mediante espumación HR se caracterizan por sus buenas prestaciones ergonómicas y térmicas y pertenecen a la familia de colchones de nueva generación sin muelles.

Instituto de Biomecánica de Valencia
Centro tecnológico que estudia el comportamiento del cuerpo humano y su relación con los productos, entornos y servicios que utilizan las personas. El IBV combina conocimientos provenientes de la biomecánica y la ergonomía o la ingeniería emocional y los aplica a muy diversos ámbitos con el objetivo de mejorar la competitividad del tejido empresarial a través del bienestar de las personas.

Instituto Proschlaf
Instituto de investigación médica situado en Salzburgo (Austria), dedicado al estudio del descanso y de su efecto regenerador en el cuerpo humano.

Lateral o platabanda
Zonas laterales que rodean el colchón.

Núcleo
Es la parte más importante del colchón y la que determina en la mayoría de los casos su nivel de firmeza y durabilidad. Existen núcleos de muelles, látex y HR. No existen núcleos fabricados con material viscoelástico.

OEKO-TEX® Standard 100
Según la web de la Asociación Oeko-Tex, el OEKO-TEX® Standard 100 es un sistema de análisis y certificación independiente para productos textiles básicos, intermedios y productos finales de todas las etapas del proceso. La certificación de productos conforme a la OEKO-TEX® Standard 100 ofrece a las empresas un instrumento óptimo y un claro valor añadido en cuanto a garantía de calidad tanto empresarial como de producto.

Resiliencia
En el ámbito del descanso, este término hace referencia a la capacidad del material para recuperar su forma original tras el descanso. A mayor resiliencia del colchón, mayor flexibilidad, rebote, resistencia y amortiguación, por lo que aumenta el confort y la adaptabilidad al cuerpo.

Termorregulación
Capacidad para mantener la temperatura corporal estable durante toda la noche.

ViscoAir
Material viscoelástico reticulado que gracias a su estructura celular mejora hasta en un 30% la capacidad de disipación térmica y de sudor de un viscoelástico convencional. Es un material más poroso y transpirable que el material viscoelástico normal debido a que requiere un segundo proceso en el que se elimina la membrana celular respetando únicamente la pared. Los materiales viscoelásticos reticulados proporcionan un mejor confort térmico, manteniendo e incluso mejorando la sensación de ingravidez y alivio de los puntos de presión.

Viscoelástica
Según definición de Wikipedia, el material viscoelástico fue desarrollado por la NASA con unas propiedades completamente innovadoras y con la intención de aliviar la presión que los tejidos podían llegar a producir en el cuerpo de los astronautas durante el despegue de la nave espacial. Este tipo de material sintético nació como resultado directo del programa espacial en los años 60, aunque fue a principios de los 90 cuando los investigadores lograron incorporarlo al uso doméstico.

Se utiliza hoy en día en el sector textil, del automóvil, de la construcción, del mobiliario, del deporte y del ocio. En especial, destaca su uso en hospitales, puesto que al no producir ningún tipo de presión sobre el cuerpo, el material viscoelástico se utiliza en productos sanitarios como prótesis y colchones adaptables para personas con dolencias lumbares o cervicales, con zonas corporales inflamadas o delicadas, o para personas que pasan mucho tiempo postradas en la cama y necesitan un equipo de descanso adaptable.